Frutas confitadas: Cómo escarcharlas y ponerlas en conserva

03

Descripción

La fruta es una fuente de alimento y vitaminas muy importante y muy apreciada. Sin embargo, la oferta de fruta fresca y cultivada en nuestro país se limita a un plazo relativamente corto del año. Puesto que aquí se cosecha la fruta principalmente en verano y en otoño, durante el resto del año debemos prescindir del consumo de gran parte de frutas frescas. Por ello, el único modo de poder saborear la fruta a lo largo de todo el año consiste en elaborar y conservar la fruta fresca. Aparte de secarla y de congelarla existen otras formas de conservarla, y para ello nos servimos de los efectos conservantes del azúcar, el alcohol y el vinagre, al igual que de la esterilización, destinada a matar a los gérmenes.

Las frutas ya se confitaban y se conservaban con éxito, mucho antes de la era de los métodos de conservación químicos. A medida que hemos tomado mayor conciencia en lo que concierne a nuestra salud y a la alimentación, aquellos métodos tan acreditados han vuelto a gozar de un gran reconocimiento.

Para ello existen diferentes razones. Por una parte, nos es posible cultivar o comprar fruta exenta de sustancias nocivas, con el fin de elaborarla y prepararla de una manera natural, conservando todas las vitaminas. Por la otra, conseguimos verdaderas delicias culinarias, a buen precio y de acuerdo con nuestro propio gusto. Además, un tarrito de mermelada adornado con cariño o un bonito frasco de frutas “borrachas” siempre constituyen un regalo especial, muy apreciado por nuestros amigos y conocidos.

Este libro describe los diferentes métodos de conservación de las frutas y nos ofrece numerosas recetas para cada proceso. Dichas recetas no sirven tan sólo como guia, sino que también deberían animarnos a elaborar mermeladas y compotas de propia creación.

Información Técnica

Formato: PDF
Peso : 11.88 Mb
Idioma: Español
Autor (s): Gabriele Colditz .

 

boton-descargar-ahora

 

 

Comparte el Post

One thought on “Frutas confitadas: Cómo escarcharlas y ponerlas en conserva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *